23 marzo 2012

VOLVIÓ BENDITA TV, MUCHO MÁS QUE UN CLÁSICO

Informe sobre la séptima temporada de Bendita Tv (*).


Los programas que se bancan estar en horario central de la televisión nacional durante seis años seguidos son muy pocos, los que logran hacerlo con buenos niveles de audiencia muchos menos, los que pueden estar en boca de todos permanentemente durante esos seis años menos aún, los que después de tanto tiempo siguen innovando con nuevos contenidos todavía menos, y el logra arrancar una séptima temporada con tanta energía solo uno: Bendita Tv.

El éxito del programa y su permanencia se sigue sosteniendo de dos pilares fundamentales: una dupla en la conducción que es cómodamente la mejor que hay en la tv con una química que traspasa la pantalla, y una producción lo suficientemente lúcida como para reinventar el ciclo constantemente. Este formato tiene muchas limitaciones para proponer cosas nuevas, pero Bendita Tv siempre se las ingenia en cada temporada para innovar, y si muestra lo mismo, lo hace de manera diferente. Lo que sí creemos es que para este 2012, el programa se merecía una renovación en escenografía y gráfica, que venían cambiando cada dos temporadas y este año hubiera estado bueno una lavada de cara…

Las nuevas secciones son básicamente nuevas formas originales de seguir mostrando lo más divertido o destacado de la tv local en la semana. En el caso de los Bendita Awards, nuevamente supieron utilizar como herramienta la interacción con un público al que le encanta participar del programa vía facebook. Por otra parte, hubo dos nuevos segmentos que presentaron recursos inéditos: El primero se estrenó bajo el nombre Toma el control y es de los puntos flojos del nuevo ciclo. La animación no es buena, y en el guión les está costando justificar que sea un personaje televisivo el que presente las distintas perlas, ya que el famoso en cuestión no tiene demasiadas líneas autorreferenciales. En el primer episodio daba lo mismo si el personaje que bajaba línea eraVictoria Rodríguez, Guillermo Ramis o el Chengue Morales.

La segunda sección más transgresora de esta nueva etapa de Bendita Tv es la de Los Infiltrados, el segmento que dispara un interesante debate sobre el formato de programas de archivo. Acá, las situaciones desopilantes que tienen lugar en los móviles no son espontáneas, sino que son montadas explícitamente por la producción de Bendita Tv, ¿puede esto lograr el mismo efecto que la espontaneidad? Definitivamente no, salvo que el simulacro montado logre generar un episodio que jamás podría haber sucedido de manera natural. Desde esta perspectiva, se logran momentos muy divertidos cuando el movilero está haciendo alguna nota o copete y percibe que está siendo víctima de un operativo armado: El conejo que baila con Iñaki o la pareja apretando mal atrás de Danilo Tegaldo (que al final resultó mucho más cholulo que calentón). Pero por otra parte, aquellas situaciones ficticias que ya fueron previamente superadas por la realidad, no tienen demasiado sentido: la actriz que se acerca para pedirle una foto en vivo a Mariano López (cuando ya ocurrió de manera natural) o la pareja acostada a los besos de fondo en la playa (cuando hemos llegado a ver hasta un hombre orinando de fondo en un móvil en vivo).

De todas maneras, lejos de las nuevas secciones, lo que más llamó la atención de este estreno fue la belicosidad de la línea editorial. Hace un par de semanas, Pablo Tambucho –productor general- prometía en una entrevista para el ciclo radial No se lo digas a nadie que este año el programa venía más ácido que nunca (ver), y lo cumplió. Hay que decir que al televidente le fascina la crueldad y el humor negro en el marco de un programa de estas características, y destaco la inteligencia de Bendita Tv en ser tan provocador desde su humor, porque en una televisión en la que raras veces hay peleas interesantes en pantalla, el ciclo de archivo sabe protagonizar las propias contiendas de las que después se nutre. Por lo menos en el primer programa metieron quinta a fondo, jugándosela con un humor del más picante, como honestamente creo que deben ser este tipo de programas, y no solamente repetir con cierta superficialidad lo que ocurrió en la semana. Bendita Tv demostró compromiso, y ganas de apostar por un humor transgresor. Ojalá mantengan esa contundencia editorial cuando haya que hablar de temas políticos, y no solo para reírse de la competencia. Me interesa subrayar el hecho de que el destacar que hayan vuelto con un humor recargado porque está bien hecho, no significa compartir esa línea editorial. De hecho, considero que por más que es divertido que el programa tenga ciertos “enemigos” o “blancos fáciles”, con Sarthou se pasaron un poco de la raya.

Sin lugar a dudas lo que logró captar la atención de los televidentes en estas primeras emisiones fue el mega duelo con Verano Perfecto. Los dos informes que emitió Bendita Tv sobre el tema me encantaron, de lo mejor que hizo el ciclo del 10 hace tiempo. En Verano Perfecto respondieron acertadamente. Quizás lo que hizo un poco de ruido fueron las declaraciones de Michell De León sobre Claudia Fernández y el hecho de que el ciclo no haya asumido que lo había invitado para eso. Si es un recurso válido o no, es algo que excede al enfrentamiento mediático de ambos programas. Lo que sí fue un verdadero desacierto fue la “respuesta” de Claudia Fernández al programa veraniego desde Bendita Tv. Hablando de abogados y stand up delirantes que nadie entendió nada, fracturó el clima del programa, y desgarró el contrato de lectura que Bendita Tv mantiene con sus televidentes, que esperaban sí una respuesta ácida, irónica, y quizás hasta violenta, pero nunca con una postura que atente contra la esencia del programa, hablando en términos que hubiesen sido cómodamente objeto de burla si existiese un Bendita Tv en la competencia.

Más allá de detalles que uno perciba que quizás no están a la altura a la que llegó el resto del programa, Bendita Tv es cómodamente el mejor programa uruguayo que hay hoy al aire, y con siete años que lo avalan. Bendita Tv logró convertirse con el tiempo en la gran vedette de la televisión uruguaya, con una trascendencia que parece hasta insólita viniendo de un programa que se dedica a hablar de otros programas. Tanta repercusión solamente se podría comparar (proporcionalmente) a la que generaba TVR en su mejor momento. Si bien tanto revuelo no coincide con los cinco puntos de rating que obtuvo en su estreno (menor al estreno del año pasado, aunque en esta oportunidad lideró la franja horaria), Bendita Tv puede avanzar tranquilamente con la convicción de que hay un público absolutamente fiel que acompaña al programa independientemente del tanque que pongan enfrente para competirle, y es el único programa uruguayo que puede jactarse de eso.

(*) Al margen de la crítica, agradecemos a la producción del ciclo por permitirnos la cobertura.

fotos: Ignacio 'Churra' García

5 comentarios:

Anónimo dijo...

si bendita tv es el mejor programa uruguayo... estamos en el horno!!
por lo menos que inviertan un poco y cambien la escenografía che.

Marcelo dijo...

Lo de Bendita tv era una broma, y la respuesta de Verano Perfecto y canal 12 fue tan desacertada como de mal gusto, Claudia respondió en forma acertada a ello, y no es por nada pero lo del stand up hace ya un tiempo que lo viene manejando ella, desde que le fue muy bien con aquello de Confesiones, desde luego no puede aspirar a que Wolf o Eunice Castro le lleven el tren en tal sentido, porque carecen de capacidad.
Respecto al programa, estoy de acuerdo que es lo mejor cito de nuestra tv, desde la producción a la dupla conductora, todo es muy bueno.

Anónimo dijo...

todos sabemos q CF carece de cerebro...todo lo q dice está guionado Marcelito.

Anónimo dijo...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

El terror que aletea en los rieles dijo...

A mi me parecio penoso el informe "sobre AFE" del año pasado, pegandole cuando lo que habia de trasfondo era darle publicidad al tren "binacional" que venia desde Argentina y cuya empresa tiene relación con la que trabaja el marido de la conductora. Esas cosas no se hacen, y mas si despues terminó siendo (la famosa "iniciativa privada") una truchada para ver si podian hacer algun negocio en Uruguay (conseguir subsidio, reparar vias a precio de oro, venderle coches a AFE...) y no transportar pasajeros (de hecho no cobraban boleto dentro de Uruguay). Entonces... para bajar línea solamente para favorecer "negocios" de amigos... hum...