10 julio 2008

MIÉRCOLES: DÍA NACIONAL

Juguemos en la tele mientras Tinelli no está...


Desde el año pasado, Marce se hace el loco y se toma el Miércoles para descansar, y logra con esto, poner en evidencia que toda la tv uruguaya depende y gira en torno a su programa, ya que es cuando este no está, que los canales uruguayos arrojan tímidamente sobre la mesa, alguna propuesta autóctona.

Este esquema se viene viviendo desde el 2007, cuando al igual que este año el 12 aprovechaba para poner al aire Cámara Testigo y Código País; mientras que el 10 intentaba dar batalla con Pan y Circo y el olvidable El Pueblo Quiere Saber. Desde aquel momento, la tv estuvo de acuerdo en que el Miércoles sea el día dedicado a la programación nacional; sin embargo en aquel momento eran programas con por lo menos, una repercusión mayor. Cámara Testigo ya no genera este año lo que logró en el 2007, y en la vereda de enfrente ya no le compite un Nacho Álvarez con un programa de Zur, sino el somnífero ciclo de ¿entretenimientos? del gran Víctor Hugo. Por parte de Saeta, este año para competirle al periodístico de Aldo Silva, trajeron el emblemático Dicho y Hecho, el ciclo que bien supo llevar adelanto Gerardo Sotelo acompañado por Pepe Sena, programa que el año pasado se ausentó para dejar lugar al oscuro programa del pueblo curioso. Después de un año sin pantalla, Dicho y Hecho volvió, pero para variar en nuestra querida tv nacional, volvió peor, con una escenografía que bien podría ser la de Arte y Diseño (aunque es obviamente superior al telón negro de Código País); panelistas con menos gracia que una lata de atún; e informes de impronta social que se alejan al espíritu natal del ciclo, aquel con informes políticos, con estadísticas concretas y trascendentes entrevistas en vivo. Yo pensé que tanto el 10 como el 12 se iban a avivar en año preelectoral y poner al aire un programa netamente político para ir tomando fuerzas para una buena cobertura el año próximo, pero evidentemente pedir en Uruguay que un canal de tv se avive es pedir demasiado.

Un periodista que está en el freezer hasta que el gordo Tetes (gordo cariñosamente Tetes, nosotros te bancamos) vaya a buscar algún postre helado adentro y pueda ayudarlo a salir, es Daniel Castro, el cara de nada que conduce con Adriana del Capellán el noticiero de la mañana del 4 (cara de nada cariñosamente también); habrá que esperar si este periodista y su canal tienen a capacidad suficiente como para poner en pantalla un ciclo político como se precisa actualmente.

Ya que estamos nombrando figuras del 4, no nos podemos olvidar de la novedad que tienen los miércoles nacionales en el 2008: Montecarlo también da batalla. Desde unas semanas atrás, el canal del óvalo con fondo rojo también quiso sumar una producción nacional a la grilla de la mitad de la semana; y ese fue el lugar elegido para nuestra amiga Sarita Perrone, que se vino con Tenemos que Hablar, un talk-show muy parecido al que el año pasado hacía nuestra otra amiga Elo Navatta (esposa de nuestro otro amigo Gustavo Escanlar). Allí, Sarita trata temas tan serios como la pena de muerte con la inocencia que la caracteriza, sumada a un par de panelistas que ni los padres saben de donde salieron, y una tribuna dispuesta a hacer lo que sea con tal de robar cámaras; lástima que haya problemas de iluminación y que se note demasiado que va grabado, sino el programa estaría seguro mucho mejor, de todos modos logra números que están siempre por encima del promedio del canal. Otro detalle: ¿que necesidad de convertir a Sarita en un muñeco de plasticina mediante Photoshop para el banner del programa si es una de las mujeres más fuertes de la tv?

Bien, ya me puse al día con todos los programas que se estrenaron y no había hecho referencia alguna; ahora sólo tengo que rematar este informe... ¿?... Bueno, me lleno de nacionalismo y moralina y cierro diciendo que estaría bueno que algún día en la tv uruguaya Tinelli vaya un miércoles y el resto de los días sean los dedicados a producción nacional.

5 comentarios:

Agustina.uy dijo...

Muy bueno el informe, jeje. La verdad hubieron partes que me causaron mucha gracia!
Pero hablando más enserio, sí la producción nacional tiene que mejorar yaa!Pero bueno que se le va a hacer..

Saludos,
Agus

www.cosasuruguayasydelmundo.blogspot.com

Martín dijo...

Por favor! Daniel Castro no! Ese sí que es lamentable.

La verdad que la escenografía de Dicho y Hecho recuerda más a Puglia Invita que a un programa periodístico.

Así estamos... es imposible competir con los de afuera si no le ponemos un poquito más de onda.

Anónimo dijo...

agustina.uy: ¡¡¡¡¡¡¡¡¡por favor, es HUBO!!!!!!!!

Agustina.uy dijo...

ok, ok...jeje.
nadie es perfecto...

Mencho dijo...

El momento de la tv nacional es un tanto pobre. Sotelo siempre me pareción medio flojito, pero siempre cae parado, es el tipico periodista q va a tener 60 años y lo vamos a seguir soportando. Y cuando se retire todas hablaran de lo fantástico q era. Sarita es tremenda mujer, pero no da para un talk-show. Hay q marcar más presencia en ese tipo de programas, sino todos terminan hablando al mismo tiempo. Y Aldo Silva supongo q estará puteando a los 4 vientos por el horario q tiene. Y el pariente del Conde Dracula q va antes de Aldo, tiene sus buenos y malos momentos.
Buen informe, saludos.