20 febrero 2009

HAGAN SUS APUESTAS...

Llega el Oscar 2009.


Pasó otro año y nuevamente es cuestión de horas para escuchar una y otra vez "and the Oscar goes to" a lo largo de una noche entera. La transmisión estará a cargo de La Tele, que presentará una ceremonia que promete sorprender con el propósito de recuperar la audiencia perdida en los últimos años. El récord con el rating más bajo que consiguió la entrega del año pasado, no es una casualidad: Estamos probablemente ante el peor momento del séptimo arte, y si alguien el año pasado pensó que era algo pasajero, este año la situación se repite, y no aparece ninguna opción interesante entre las nominadas a mejor film, siendo una lista integrada por películas que años atrás no hubieran ni llegado a soñar con alcanzar semejante nominación.

Esta lista está integrada por una película basada en una historia real sobre el primer gay (declarado, obvio) en adquirir un cargo público en EE.UU (no sólo está nominada por la ironía del apellido de su protagonista, sino que además cuenta con un simpático guión y una gran interpretación); otro film basado en una novela sobre un señorcito que se hace viejo para atrás; una conmovedora historia sobre el destino; un romántico y emocionante cuento con el trasfondo del holocausto; y otro que gira en torno al Watergate y la polémica entrevista que Nixon le cedió a Frost al respecto. Como se puede apreciar, una lista llena de clichés y sin nada demasiado llamativo, de la misma forma que pasó el año pasado cuando ganó la olvidada Sin Lugar para los Débiles, que sólo tenía la virtud del trabajo de Bardem como actor de reparto. No voy a decir (porque nunca seré quien para hacerlo) que estos films son malos, pero es evidente que el nivel de las nominadas bajó estrepitosamente en relación a las que competían 1 años atrás.

En cuanto a los pronósticos, la cosa parece estar entre Slumdog Millionaire (¿Quién quiere ser Millonario?) y El Curioso Caso de Benjamin Button, aunque no hay que olvidarse que la Academia tiene fascinación por dar sorpresas, e incluso sacrificar películas que sí merecen el Oscar con tal de sorprender a los televidentes; esto sucede siempre aunque pocas veces en la terna de "best picture", pero en una ceremonia en la que el mismo presidente de la Academia anticipó que va a estar llena de sorpresas, puede pasar cualquier cosa y por eso Frost vs. Nixon y Milk (si gana ésta la Academia se reconciliaría con la comunidad gay, con la que no quedó bien después de ignorar Secreto en la Montaña años atrás) todavía pueden tener esperanzas (El Lector no, y no sé cómo alcanzó la nominación). Entre las dos primeras que nombré, y entre las cuales todos aseguran que se va a estar disputando el Oscar, yo me inclino por Slumdog Millionaire, me parece un largometraje mucho más "oscarizable" que el de Brad Pitt, que seguramente tendrá más suerte en las nominaciones que apunten a lo técnico y/o artístico. De todas formas, no hay que dejar de lado un par de detalles interesantes que vuelven más reñida la competencia entre esta superproducción y el film independiente: La película protagonizada por Brad Pitt le lleva 3 nominaciones de ventaja a Slumdog Millionaire, incluyendo las principales ternas, lo que si bien no es un dato revelador, ya nos indica a quién están mirando los integrantes de la Academia con mayor firmeza; lo otro probablemente es algo para tener mucho más en cuenta, Slumdog Millionaire ganó el Globo de Oro a mejor film... Este dato años atrás hubiese tranquilizado a los productores de esta película porque ganar el Globo de Oro era prácticamente un pasaje hacie el Oscar, pero esto hoy significa exactamente lo contrario, ya que hace cinco años que los integrantes de la Academia se ven empecinados en votar exactamente lo contrario a lo que vota el jurado del Golden Globe (o el Golden de Oro como les dice Ángel de Brito). De todas formas, yo creo que Slumdog Millionaire superará estos obstáculos, la Academia volverá a coincidir con los globos dorados, y la película relacionada al juego de preguntas y respuestas que emitió Canal 10 hace más de 10 años, se convertirá en la gran ganadora de la noche del domingo.

En la dirección, el único que ha ganado Oscar fue Ron Howard por Una Mente Brillante siete años atrás, y sinceramente no creo que en esta ceremonia vaya a suceder lo mismo. Es sin lugar a dudas Danny Boyle el favorito, por Slumdog Millionaire, y el que merece ganar al menos en esta oportunidad. Por la parte de película animada, Wall-E no tendrá ningún tipo de competencia en esa terna, y tiene chances también de llevarse alguna otra esa noche, aunque va a tener que remar más en guión original, donde el ganador es una verdadera incertidumbre. En guión adaptado, la situación no cambia ya que no hay (a diferencia de las actuaciones) un claro favorito, yo en esta terna le apuesto mis fichas a Slumdog Millionaire, al igual que en mejor film; de lo que sí podemos estar seguros es que a esta altura de la noche, la película que se lleve el premio al guión adaptado estará muy pero muy cerca de llevarse el máximo reconocimiento minutos después, tal como pasó en el 2004 cuando Vidas Cruzadas se llevó el Oscar a guión adaptado y contra todos los pronósticos, alcanzó el de mejor film unos minutos más tarde.

En cuanto a mejor actor, Mickey Rourke por The Wrestler parece ser el favorito, aunque yo en este caso considero que Sean Penn (ganador en esa categoría por Río Místico en el 2004) tendrá mejor suerte. Y mientras los críticos de Hollywood siguen leyendo entusiasmados este informe, en el resto de las actuaciones seguramente gane Kate Winslet (sería realmente una lástima que lo vuelva a perder), Heath Ledger (sería una pena que lo pierda con el único objetivo de generar cierta controversia, aunque por suerte no hay ninguna otra interpretación fuerte compitiendo en esta categoría y no creo que dejen la oportunidad de entregar un segundo Oscar póstumo), y Penélope Cruz, que la va a tener que pelear más que los otros favoritos pero estamos todos hinchando por ella.

En lo técnico, la competencia fuerte va a estar entre El Caballero de la Noche (que no sólo se va a llevar el premio al actor de reparto), y El Curioso Caso de Benjamin Button. Tanto en fotografía, montaje, edición de sonido, y efectos especiales, la disputa será entre estos dos films, aunque en la última terna nombrada, es el de Batman el que tiene más oportunidad.

Redondeo mi pronóstico: No creo que ninguna película arrase, considero que la que se va a llevar más estatuillas este domingo será El Caballero Oscuro, entre lo técnico y el actor de reparto. Slumdog Millionaire logrará alcanzar la mejor película, director, guión y algún otro de rebote (como canción original), mientras que El Curioso Caso de Benjamin Button va a estar cerca de llevarse la misma cantidad de estatuillas que la película ganadora pero todas ellas desde lo artístico (banda sonora, vestuario, maquillaje, dirección artística por ejemplo). Milk ganará por la actuación de Penn (me la juego por más que las quinielas actuales indiquen lo contrario) y si tiene suerte ganará también se llevará el de guión original. Por otro lado, Kate Winslet después de años de intentarlo, logrará ganar su premio por su labor en El Lector, mientras la hermosísima Penélope Cruz seguramente se lleve el de de reparto (aunque es la terna más peleada en actuaciones y más aún si tenemos en cuenta que Penélope está nominada por un film de Woody Allen, gran enemigo de los Oscars). Finalmente si esto se cumple, El Desafío se convertiría en la gran perdedora de la noche (cosa que no me da lástima porque no me gustan los films de Howard).

5 comentarios:

Mencho dijo...

Sin Arthur, esta ceremonia no será lo mismo, una pena.
Saludos.

Agustina Corvo dijo...

Hoy vi Slumdog Millionaire y la verdad me quedé fascinada...muy muy buena peli..ojalá mañana gane varias estatuillas.

Anónimo dijo...

No es pais para viejos es tremeeeenda película, no es solo la actuacion Bardem, es la de todo el elenco, la direccion, la fotografia, el guión.
Y el desafio, o mejor dicho Frost / nixon, mas allá de ser una película de Ron Howard que tambien me parece un director de productos prefabricados y pausterizados, es una muyyyy buena película.
Y wall-e sin lugar a dudas, comparada con las nominadas merecía estar en la terna de mejor película, no solo estaba a la altura, sino que era mejor que muchas de ellas.

TELEMEDIOS dijo...

Sí, yo creo que son buenas películas, solo que no están a la altura de las que ganaron el premio años anteriores. Wall-E le da 100.000 vueltas a las que estaban en esa terna, de eso no hay dudas.

TELEMEDIOS dijo...

Sí, yo creo que son buenas películas, solo que no están a la altura de las que ganaron el premio años anteriores. Wall-E le da 100.000 vueltas a las que estaban en esa terna, de eso no hay dudas.