23 febrero 2011

LOS REIVINDICADORES DE TELEDOCE (PARTE 1)

Canal 12 diseñó su grilla veraniega para taparle la boca a aquellos que lo acusan de liderar gracias a los programas de Canal 13. Así, propuso un programa nacional distinto de domingos a jueves, relegando Herederos de una Venganza -una de las principales apuestas de Canal 13 para el 2011- al margnial horario de las 23.45 (en el que igual alcanza números más altos que las propuestas nacionales que lo anteceden). De esta forma, Teledoce se reivindica siendo el único canal con una oferta tan variada de programas uruguayos en horario central, con tres ciclos que estrenó especialmente para probar su suerte en verano: Los Comediantes, Tierra a la Vista, y Sonríe: te estamos grabando. Intentamos en este informe analizar los tres programas pero nos extendíamos demasiado (nos íbamos a la m), por lo que resolvimos profundizar cada programa en un post distinto. Arrancamos con Los Comediantes y en los próximos días estaremos publicando los otros dos.

Los Comediantes.



Es muy común (y hasta un hábito) que la televisión argentina endiose artistas y le haga creer al televidente que quienes aparecen en la caja boba deben ser vistas en el teatro sí o sí, como si fuese una experiencia sumamente valiosa. No sé si es o no un engaño que después de escuchar cien veces al día que Carmen Barbieri es una gran artista y una impresionante estrella, el pobre consumidor vaya al teatro con la mente atrofiada a corroborar que lo único que tenía de grande era el tamaño. De alguna forma, la televisión en ese contexto es funcional a la industria del espectáculo, como se supone que tiene que ser. En ella, los artistas se lucen más, y esa industria sobrevalora a la fauna artística que tiene pantalla, imponiendo como verdad que en el teatro son más dignos de ver que en la televisión, cuando es mentira. Gasalla no es más gracioso protagonizando Más respeto que soy tu madre que haciendo de Mamá Cora con Susana Giménez; Guillermo Francella no es más desopilante en esos bodrios de musicales que hace como Los Productores o El joven Frankenstein, que haciendo de Pepe Argento o en las repeticiones de Poné a Francella; y Ricardo Fort no canta mejor Colgando en tus Manos en el escenario, que desde el jurado de Showmatch. Sin embargo la televisión nos hace creer que sí, y no está mal que así sea. La televisión proporciona en la mayoría de casos más herramientas que el teatro para que un artista pueda lucirse, y después el que está del otro lado y le gusta o simpatiza con cierto artista estará dispuesto a pagar entradas carísimas para ver a ese personaje en vivo, rodeado de la parafernalia escenográfica, y teniendo una linda salida alguna noche. Así funciona, aunque en Uruguay ese proceso que parece tan sencillo no está del todo aceitado.

La televisión de nuestro bendito país es la responsable de que este mecanismo funcione a la inversa: ésta no otorga espacios para que los que allí trabajan puedan demostrar lo que saben hacer, de modo que la gente que quiere ir a ver un espectáculo, no asiste tomando como referencia lo que ve en pantalla, sino que decide por descarte, por publicidad, por la crítica, o porque alguien que fue le dijo que estaba bueno. La televisión como herramienta para generar la empatía entre el artista y el público (potencial espectador) fracasa en ese sentido. Eso ocurre porque los artistas talentosos de este país (que tampoco son taaaantos) no tienen lugar en la televisión de los últimos años, y si lo tienen es acatando las reglas del juego quedando como inútiles en pantalla, lo que podía ser contraproducente con la imagen que quisieran dar. Esto lleva a que la gente que concurre a distintos espectáculos se sorprenda con el talento de algunas figuras del medio, y les llame la atención que no sea aprovechado en tv.

Un ejemplo paradigmático de esa situación es el de Diego Delgrossi, uno de los mejores –o el mejor- cómico que tiene este país, al que el espacio que le dio la tv de la última década fue un lugarcito entre Cacho de la Cruz y Abigaíl Pereyra para que comiera las tiras de asado hechas en el medio tanque del decadente Show del Mediodía. Aquel que conociera a Delgrossi solamente por el espacio que tenía en ese precario programa, difícilmente se viera muy entusiasmado a pagar una entrada para verlo en teatro. Es así, como la televisión en lugar de potenciar artistas como ocurre en Argentina (y en cualquier parte del mundo), no solo no se permite su promoción sino que los muestra en la mayor cantidad de casos por debajo de su capacidad.

En la misma mesa que Delgrossi almorzaba los domingos, se encontraba Maxi De la Cruz, el caso que convoca hoy. El ex maxianimado es realmente un humorista bastante talentoso, otra de las figuras que uno mira en el escenario y da pena que no se aproveche en la tele. Tuvo que aprobar varios exámenes con calificaciones auspiciosas (independizarse artísticamente de su padre, salvarle las papas a Telemental cuando venía en caída en el 2009, y sobre todo trabajar con Pachano en Argentina) para que en la tv local le dieran un lugar en el que pueda desempeñarse en lo que le gusta y en lo que sabe hacer. El proyecto elegido para eso fue Los Comediantes.

Los Comediantes llega a la pantalla con ese mérito: ser un espacio en el que varios artistas demuestran su capacidad, empezando por Maxi De la Cruz, la figura con mayor potencial de Teledoce, que hasta el momento no encontraba un lugar que le calzara tan bien como el rol de conductor en este ciclo; y siguiendo por todos los invitados y los “nuevos talentos” que participan. Celebro que haya un espacio de ese calibre, que estaba vacío en nuestra tele y espero abra la puerta a que se concreten otras apuestas del estilo.

El programa, sin embargo, nació con varios obstáculos a superar: En primer lugar es ese híbrido entre teatro-televisión que muy pocas veces funciona. Convertir una sala de teatro en un estudio de televisión y que rinda estéticamente, es complicado, y si se intenta darle aires de teatralidad a un programa de tv, es más delicado todavía, sino pregúntenle a los responsables de aquel fiasco de Localidades Agotadas con Reina Reech y Martín Fablet a la cabeza que construyeron un prototipo de lo grotesco por Canal 10 en el 2008 (ver). Por otro lado, también debían luchar contra su propio género. El stand up es por definición una temática antitelevisiva. Nada merita más un zapping que un tipo ahí parado hablando sólo en un escenario. Estas adversidades fueron superadas sorprendentemente por la producción al terminar de diseñar el ciclo. Es sorprendente porque las producciones autóctonas nos tienen acostumbrados a ahogarse en vasos de agua, y en este caso, salieron airosos. El teatro desde el que se transmite el programa genera un ambiente bastante atractivo, y lo del stand up está bien distribuido en tiempo, no llega a hacerse extenso ningún monólogo.

Por supuesto que el programa sufre el hecho de estar a merced del invitado de cada semana, que son dos por programa, y es muy difícil convocar a dos humoristas conocidos y buenos que hagan stand por semana, simplemente por el hecho de que no hay, se acaban. Si decíamos que la efectividad de Consentidas dependía del invitado que tuvieran en cada programa, e incluso que no había suficientes para hacer todo un ciclo, con Los Comediantes es más grave. Hasta ahora se la vienen rebuscando, pero le van a tener que encontrar una vuelta… Sobre la gente desconocida que tiene un par de minutos para su monólogo, el nivel es desparejo: hay buenos y malos. Considero que le aportaría más al ciclo, y es un elemento indispensable para enganchar a los televidentes en este estilo de programa, que haya un triunfador. Los monologuistas que participan tienen que estar motivados por premio, y los televidentes tienen ganas de opinar desde su casa cuál de los dos o tres les gustó más. Es necesario, sin importar mucho el sistema para determinar al que gane, pero que exista una competencia.

Algo que no me queda del todo claro es qué hace Maxi sentado en esa especie de diván forzando una risa cuando otros hacen su monólogo, como una especie de tutor o evaluador de los que van a hacer su rutina al programa. Me pone incómodo, déjenlo ir al baño a tomarse un café en ese rato. Tampoco entiendo mucho por qué el público está compuesto por cinco viejas que de cada veinte chistes agarran dos. No se escuchan grandes momentos de risa por parte de los presentes, y para eso es necesario que traigan reidores urgente, o insistir para los que andan ahí viendo un espectáculo de garrón, que le metan un poco más de onda. Lo de D’Angelo no me gusta nada. Entiendo que es un mérito del programa haber hecho volver a la tv a un referente del humor, pero su segmento es menos gracioso que cualquier video de youtube que tenga esa consigna de hablarle por encima a las películas. Aparte, si es “el hombre de las mil voces”, ¿por qué hace siempre las mismas dos para interpretar a todos los personajes?”.

El balance del programa es muy positivo. Es un ciclo que está en gran parte sostenido sobre la espalda del hijo de Cacho, pero éste se sabe desenvuelver muy bien para llevarlo adelante y demusetra estar preparado para hacerlo. Está sin dudas entre lo mejor que hizo, y logra momentos bastante acertados, aunque recomendaría que la canción que canta en el medio del programa funcione como remate de su monólogo inicial y no como un segmento aparte. Es válido que haya un lugar así en nuestra tele, al que si bien se le pueden pulir algunas cosas para que quede más redondito, está muy por encima de lo que suelen dar las producciones uruguayas. Tomaron un proyecto de programa necesario y bastante difícil de hacer, y cumplieron con las expectativas. De todas maneras se seguirán enfrentando semana a semana con el complejísimo desafío de mantener el nivel (hasta ahora tan desparejo) del programa, e irle buscando la forma de hacerlo durar. Mención aparte merece el cierre del programa, una genialidad.

10 comentarios:

Seba González dijo...

Excelente la nota! Es como vos decís, es una lástima que artistas como Delgrossi el lugar que le den en la tele sea sentado en una mesa comiendo una tirita y mucho más lamentable que haya gente que lo "ubique" por hacer hecho el comercial de Fucac. Abrazo Seba González

Televisión uruguaya dijo...

Esta largo el informe, asi que por ahora solo lei la introducción, y solo comento por esa parte:

Esto es por Enero Febrero y Marzo, y compitiendo contra la nada misma (telenovela chilena del 2005, Carballo repitiendo lo que ya repitió a las 6 de la tarde, La isla de Harper). Solo tienen un momento de competencia con La Niñera y Talento, y con GH por ser generoso. Vuelve Marce y esto se termina.
En cambio el 10 tiene producciones nacionales a lo largo del resto del año, y los ponen a competir con tanques como Showmatch, no andan en la chiquita, haciendo cosas para épocas de bajo encendido, o para rellenar huecos.
Es decir, el 10 produce todo el año, y para en verano porque no le sirve invertir cuando no hay público que compre el producto. El 12, por el contrario, factura todo el año con programas de bajo presupuesto extranjeros, y produce en verano, para llenar el ojo y cumplir con una especie de cuota de programas uruguayos (si les sale mal el negocio no importa, ya se llenaron bastante los bolsillos antes con lo extranjero).

Como sea, bienvenida sea la producción nacional, pero tampoco ahora hay que tildar al 12 de productor de contenidos nacionales, porque produzca una hora diaria, en épocas en las que no hay nada para competirle enfrente (además lamentablemente, ni con ese panorama, son programas "exitosos", porque convengamos que generan números respetables, pero nada más).

Anónimo dijo...

Pagaría lo que sea por ver un stand up de esos cuatro...

Anónimo dijo...

el programa bien, maxi grita mucho, el hombre del doblaje ya fue, prefiero los rodelu. la tele levanto la novela de las 14 por jat y intrusos? m etieron sxb, los fines de semana la tele esta primero todo el dia, con excepciones claro, el 10 apuesta mucho pero a veces no le salen las cosas, parejas q en relidad se llama disparejas es del 2005 y la pola no creo q mida bien, es cuestion de ver, lo mejor si hay produccion nacional hay trabajo no como el 4 q vive de latas saludso.

Televisión uruguaya dijo...

Veo el programa. Me gusta.
Coincido con lo que decis, y está buena la idea de la competencia (podrian inventarles una historia triste a cada participantes, y un fin para cumplir si ganan y hacen "Monologueando por un sueño" asi las autoriades del 12 aceptan la idea jajajajajjaja), lamentablemente el programa ya está en marcha y dudo que se pueda incorporar eso ahora, aunque no estaría mal para una segunda temporada (termina en las próximas semanas el ciclo, no?, porque Maxi está en Argentina y no sé si siguen grabando nuevos programas).

Lo que no me gusta, es que esté todo medio oscuro, estéticamente no está bueno, se ve algo "triste", y si es un programa de humor, no está bueno que se vea "triste".

Martin dijo...

Estaría bueno que le informaran a Televisión Uruguaya, si tiene la capacidad de superar la barrera del blog e informarse y actualizarse, que cuando se convocó al primer Stand Up para Los Comediantes, uno de los productores Andrés Tulipano, dijo que por el momento el ciclo iba a ser emitido durante los meses de Enero, Febrero y Marzo; y que después, según como le fuera, las autoridades del canal iban a decidir si continuarlo o no. En materia de mediciones anda bárbaro y seguramente siga durante el año. Digo esto porque el dueño del blog trucho Televisión Uruguaya dijo que seguramente iba a estar en Enero y Febrero. Estaría bueno que se informara mejor y dijera menos ganzadas y mas información confiable porque por ahora de confianza no tiene nada. Otra cosa, sigan chupandole las medias al 10, se y lo reconozco que es el canal que más produce programas nacionales pero, ¿Cuántos de ellos son exitosos? SOLO 4!! El noticiero, Bendita TV, Arriba Gente y Hola Vecinos, el resto puro fracaso. Muchos dicen que en TV importa la calidad, claro que importa pero pasa a segundo grado porque lo que más les interesa a los gerentes de programación ES EL RATING!! Y EN ESO CANAL 12 LO VIVE TENIENDO DE HIJO AL 10!!

Miguel dijo...

Montevideo Com publico esta semana que los unicos canales que llegaron al porcentaje necesario durante el 2010 con la ley de medios fueron canal 5 y canal 4. El 10 y principalmente canal 12 esta en infracción.....despues de esto no esta un poco de mas este informe...

Mathías dijo...

Coincido totalmente con el primer comentario de Televisión Uruguaya. El 12 lanza todos sus productos, o la gran mayoría en verano porque sabe que después viene tinelli yo no tiene horaios para poner a las producciones uruguayas.

El 10 en ese sentido se la juega más. Se boludeo un poco ahora en el verano, pero en abril sale con todo y competile a grandes productos.

Prejas, que no se llama "Disparejas" como dice un comentario más arriba, se llama "Los treinta", creo que se sabía de un primer momento que no iba a hacer grandes números pero para elo verano era una opción para ocupar sus horarios ya que no habia producciones nacionales para ocuparlos.

Saludos

Anónimo dijo...

Malisimo el programa, sin ninguna gracia, insufribles y grotescos

Anónimo dijo...

LOS COMEDIANTES , ESTA MAS O MENOS BUENOS, YA QUE MAXI POR NATURALEZA NO ES NI BUENO NI MAS O MENOS. PERO POR LO MENOS COMO NO HAY NADA PARA MIRAR HACIENDO ZAPPING ALGO SE LE PUEDE TOLERAR,
LASTIMA LO DEL HOMBRE DEL DOBLAJE, TAN LINDO QUE ERA, CUANDO LO VEIA CON MI PADRE EN MI NIÑEZ, QUE LE PASO A D'ANGELO!!??, SE PUSO BOCA SUCIA Y SOES, BUENO COMO ME DIJO UN VECINO TODO LO Q TOCA MAXI LO CORROMPE.
LASTIMA