13 febrero 2011

TVERANO

La televisión nacional que cada verano se llenaba de espacios para difundir lo más glamouroso de la temporada, hoy le da la espalda a los principales balnearios de nuestro pais.


Diez años atrás, la televisión uruguaya se subía a la corriente veraniega para aprovechar todo el material que le proporcionaba el período estival: los desfiles, las fiestas, las playas privadas, los restós exclusivos, y las celebrities que merodeaban por nuestra costa, eran la moneda corriente de los canales privados desde la primera semana de enero hasta la última de marzo, cuando dejaban de ofrecer la temporada como plato principal de su prime time. Este fenómeno nos diferenciaba de los países vecinos, que si bien cubrían la temporada veraniega, no dedicaban ciclos enteros de tres meses de duración para una temática tan específica.

La cosa era redituable: en cada inauguración de un restorán, o actividad en un parador, mataban para que estuvieran las cámaras del 4, 10, y 12; y los televidentes felices los premiaban con los rating más altos del verano. Todo Punta en Monte Carlo, y Verano del... en Teledoce, con Vic Rodríguez al frente (“algunos privilegiados lo podemos disfrutar y otros como ustedes tienen que conformarse mirándolo por la tele”) alcanzaban los mejores niveles de audiencia en un período en el que los enlatados y repeticiones copaban la pantalla. Además, rendían económicamente ya que los productos y marcas sabían el prestigio que daba aparecer en ciclos donde Casapueblo, el Conrad, o el San Rafael (en la época que tenía algo de nivel), eran las principales sedes.

No es novedad que algo en la conciencia colectiva de los uruguayos cambió acérrimamente en la última década. Los televidentes ya no muestran demasiado interés en saber cómo viven aquellos que están mejor posicionados que uno; por el contrario, los programas avocados en mostrar otras realidades sociales –por lo general, peores que las que vive el espectador- fueron los grandes éxitos de los últimos años.

Ciclos cuya idioscincracia evidenciaba una lejanía profunda a cualquier valor de los 90', fueron las vedettes de las grillas privadas desde el 2000 a esta parte. Los televidentes lejos de querer conocer las actividades acuáticas más exclusivas de José Ignacio, fueron haciendo zapping hasta las personas que sufrían alguna historia de vida conmovedora en Vidas, al consumidor de pasta base de Zona Urbana, a los personajes bizarros de Cámara testigo, o a las tragedias más terribles mostradas en los programas de Nano Folle.

En una tv en la que esos programas de “realidades diferentes” brotaban como hongos, los programas de glamour estival quedaban evidentemente desubicados. Vic fue una de las primeras en darse cuenta de este giro copernicano en la conciencia televisiva y así cambió sus transmisiones desde Lapataia o el Mantra para meterse al Comcar en su fugaz programa A Conciencia. La renuncia de Victoria Rodríguez al glam televisivo fue el golpe más fuerte en la erosión de un género que se veía venir.

Los desfiles de Giordano, o la transmisión de La Reina de Punta del Este, que eran de las cartas televisivas más fuertes cada temporada, fueron desapareciendo en su calidad de tales, y el rating de los programas de temporada fue bajando hasta aniquilarlos. Todo Punta, el más clásico de estos ciclos se despidió en el 2004 con una audiencia bajísima, lo mismo ocurrió con Estilo Verano al año siguiente; y luego de la partida de Vic en Verano del, la apuesta apenas duró un año más siendo el programa con menor rating en el prime time del canal, así como el emblemático Viva el Verano de Vero D’Andrea, que primero fue movido hasta la madrugada, y finalmente terminó por desaparecer. En el 2009, La Tele intentó adaptarse a las nuevas circunstancias, y presentó una propuesta joven, que bajo la consigna Verano en Barra, un grupete under 30 se metía en las fiestas y en la movida estival. La historia se repitió y el programa pasó sin pena ni gloria. Los canales privados se fueron acondicionando y dando a luz ciertos ciclos como Malas Compañías o 20 10 Jugá (con el Piñe, cara simbólica de Canal 10 al frente), o Telemental en Bermudas por Teledoce de la mano de Rafa Villanueva, en los que dedicaban un espacio lateral, pero un espacio al fin, a la cobertura de la temporada, sin recibir tampoco un público que se muestre demasiado interesado en esos temas.

En tanto, los ciclos que bien realizan esa función actualmente se encuentran en cable o canales del interior. Canal 7 con su principal apuesta Siete Sentidos, o Twister en VTV, son los programas que marcan hoy la agenda del verano, y hasta que a algún idóneo productor televisivo se le ocurra la vuelta para aprovechar el potencial que tiene la temporada uruguaya, a quienes les interese mantenerse al tanto de los eventos de la estación más calurosa, deberán recurrir a Flavia Pintos o a Mónica Willentong en cable, o someterse a a esperar el programa de Vero D'Andrea a las cinco de la mañana de los sábados... La otra que queda es mirarlo a Gorzyczanski empañando la pantalla de grasa desde el Ocean Club, pero que en su repetición de las cinco de la mañana puede ser una buena compañía si uno vuelve medio mareado de algún boliche y no hay otra cosa en la tv...

6 comentarios:

Anónimo dijo...

La gente cambió, la gente ahora es más pueblo y se dió cuenta que hay cosas mucho más importante que ver las estupideces de los ricachones. Se piensan que porque tienen plata son unos genios pero no pasan de eso, solo tienen plata porque materia gris no tienen y cerebro tienen pero del tamaño de una uva.

Anónimo dijo...

q concepto más patético ese de "más pueblo"...como si fuera un mérito en si mismo...es como los salames que dicen "soy de barrio"...y?...eso te da alguna virtud excepcional por encima del resto?

y es bien de mediocre uruguayo, no darse cuenta q para tener plata hay q tener bastante materia gris, ya sea para ganarla legal o ilegalmenta la guita.

sin olvidarse q los "del pueblo", como no tienen guita para buena "merca", se les consume el cerebro-materia gris, con la pasta base...

asi q (colega) anònimo, dejá de escribir boludeces...q se nota q tenes poca materia gris.

Anónimo dijo...

Si ahora somos mejores, ahora la gente se aturde con los realities, un progreso bárbaro

Anónimo dijo...

Cuidado!! habló el uruguayo anónimo intocable jajajajaja!! que ridículo, acá el mediocre sos vos porque para responder algo tan simple recurrís a insultos y a calificaciones bajas además otra cosa, entendés todo tan mal pero tan mal que la verdad que cuando leas esto que escribo te va a dar un ataque porque tu soberbia y tu complejo de que "soy el sabiondo" o "me la creo todas por soy el mejor y soy el 1" no va a permitir a que digieras esto. Cuando digo "más pueblo" no me refiero a "Soy de barrio y que?" me refiero a que la gente mira más hacia el pueblo y no hacia la ricachonería FALTOS DE MATERIA GRIS!! TANTO HABLÁS QUE TIENEN MATERIA GRIS PERO NO SABEN NI CUANTOS ES 2 X 2. SOLO TIENEN PLATA POR SUERTE!! Además otra cosa, el contexto político tuvo mucho que ver, ya no gobiernan aquellos ricachones que decían defender al pueblo cuando los robaban a escondidas en los 90, gobiernan los que más se aproximan al pueblo.

Telemusitros dijo...

Hola a todos, ¿Qué tal? A través de esta entrada pido permiso al dueño de este blog que es Telemedios para promocionar mi nuevo blog. Les cuento, mi nuevo blog se llama Telemusitros(www.telemusitros.blogspot.com) ahí uds van a poder ver todo sobre las novedades de la televisión y de la música. También habrá un espacio para debatir o comentar sobre algunos temas, sea cual sea, que invita a reflexionar, ¿Me entienden no? Bueno están todos invitados y agrego este blog como uno de mis favoritos ya que me encantó mucho. Saludos a todos, que tengan un lindo día.

Anónimo dijo...

2x2 es 4