23 octubre 2007

¡¡¡SE ACABARON LAS CLASES!!!

Es cierto, todavía falta un toque para que se termine el año, pero hay quienes les va mal y deciden abandonar antes, ese fue el caso de High School Musical...


Tenían todo para ser un éxito, Patito Feo (del mismo canal y productora) ya era un éxito, Canal 13 era líder en el mes de estreno, High School Musical había llenado hace poco la cancha de River, la versión norteamericana había sido un éxito arrollador, Operación Triunfo (de formato similar) supo ser éxito en dos de tres temporadas en Argentina, el CD y DVD lideraba en ventas, los realities se venían consagrando como el género del año y además contaban con el sello de Disney pero hubo algo que falló...

En Canal 13 todos tuvieron varios dolores de cabeza a causa de la incógnita que provocaba saber en que se habían equivocado, por qué motivo no metieron 30 puntos de rating??? Como siempre no faltaron aquellos que se quisieron lavar las manos echándole la culpa a los pobres chicos de la selección, hubo otros que le cargaron la culpa al pobre Matías Martin, otros al jurado, otros a que está desgastado el formato, y hubo muchísimas excusas más.

El tema es que el megashow funcionó poco y nada, promediando tan solo 10 mediocres puntos, siendo vencidos por cualquier película berreta que programara Telefé y por El Último Pasajero. De este lado del Río de la Plata, se esperó primero ver como le iría allá y tras corroborar los pobres resultados, decidieron mandarlo al muere los domingos a las 4 de la tarde, con un mes de diferencia (bochorno a parte fue el tema de Matías Martin diciendo que también podes votar desde Uruguay estando un mes atrasado).

Los chicos que participaron del reality poco tuvieron que ver con los pobres resultados, es cierto que quizá se pudieron haber esmerado un poco más en el casting (de supuestamente 30000 personas), dado que había varios que desafinaban de lo lindo, y Matías Martin por su parte le supo aportar lo que era necesario al show, mimetizándose como correspondía con un formato muy diferente a todo lo que había hecho hasta ahora, pero recuperando el alma de showman que supo tener en Fugitivos, dudo muchísimo que si lo hubiera conducido Mariana Fabiani (que era la primera opción) los resultados hubieran sido diferentes. Así como el conductor, el jurado también estuvo a la altura de las circunstancias, tanto como la escenografía y otros complementos técnicos.

Desde mi humilde punto de vista creo simplemente en primer lugar, que High School Musical es un típico producto que solo puede tener éxito en su versión original o bien uno que funciona si se hace en EEUU, dicho sea de paso, la adaptación también fracasó en México. De todos modos creo que en Julio la gente ya estaba aburrida de ver gente actuando, jurado puntuando y después tener el deber de votar vía SMS y es probable que ese sea el factor que hundió el megaproyecto de Disney-Ideas del Sur. Recordemos que a esa altura del año ya estábamos desbordados de Bailando por un Sueño y Gran Hermano. Es cierto que más tarde llegó Patinando por un Sueño y éste llegó a tocar picos de 40 puntos pero también es cierto que el rating se fue desvaneciendo a medida que también se desvanecía la sorpresa del patinaje sobre hielo, mientras que fue justamente la sorpresa lo que faltó en High School Musical, dado que no se vio nada que no hallamos visto antes en televisión. Además, recordemos también que hace muchos años que el 13 tiene sus programas de domingo a las 20hs destinados al fracaso (léase, El Gran Juego, Agrandadytos, Domínico, etc).

Bueno, si venís leyendo hasta acá, vale la pena hacer una breve referencia a la final del domingo. La emisión en la que se supieron los protagonistas del film que va a dirigir Jorge Nisco, el prestigioso director de Pol-ka, constó de la expectativa necesaria. A pesar de esto, promedió tan solo 9,4 puntos. Aclaremos también que fue una final traída de los pelos (donde se vio una final entre ocho personas?!), y los ganadores eran en su mayoría predecibles. A diferencia de los otros realities, es el jurado el que decidió los ganadores y no el público, pero en definitiva eso no es criticable si el formato así lo exige. Sin sorpresas los ganadores fueron Fernando Dente (el arrogante hermano del notero de Viviana Canosa), ganándole a Gastón Vietto (un humilde chico del interior pero que no supo pegar una afinación, único nominado entre los finalistas), el papel protagónico femenino se lo llevó Agustina Vera, para el papel de la rubia mala, ganó Delfina Peña (oh casualidad, la única que desde el comienzo dijo que quería ese papel) y finalmente para su hermano, ganó Walter Bruno.

En definitiva, otro sin pena ni gloria del año que fue un éxito en cable, pero no en televisión abierta, donde el público es masivo. Un programa que en definitiva, solo fracasó por no encontrar su momento ni lugar donde brillar y es probable que lo hubiera encontrado en un año sin tanta saturación del género.

NOTA APARTE.-
Ya está online nuestra nueva encuesta semanal, ¿Quién querés que gane Bailando por un Sueño?

3 comentarios:

kimi dijo...

viste pablito ak toy!!!!!!

q divertido yo kimi
q d+lom d high school musical argentina

chauuuuuuuuuuuuuu

kimi dijo...

viste pablito ak toy!!!!!!

q divertido yo kimi
q d+lom d high school musical argentina

chauuuuuuuuuuuuuu

miccaa___** dijo...

Ganoo Fernandoo!! como yo queriaa!!! y bueno.. Agustina.... me ae para la mierda... yo preferia a Sofia!!!

Ta, como Sharpay.. Delfi.. obviamente!! y walter.. pobre,, el quería ser Troy.. y letocó a Ryan... wee

mevy bestores!!!


www.fotolog.com/mikii_bcf